Noticias

Pedro Friedeberg

 

Nace el 11 de Enero de 1936 en Florencia, Italia, hijo de una familia judío-alemana. Sus padres huyeron de Europa al estallar la Segunda Guerra Mundial y llegron a México cuando Friedeberg tenía 3 años.2 Recuerda que su abuela marcaba los nombres de familiares y amigos que sobrevivieron al Holocausto en el periódico. Dice que no habla de su infancia porque es “alemana”, que describe como “disciplina, “tortura” y castigo”. Fue obligado a aprender a tocar el violín y a hablar varios idiomas. Aborrecía quedarse en casa..2 No creció con la religión judía sino con el ateismo, aunque una vez fue llevado por un sirviente a una iglesia en secreto para ser bautizado. Friedeberg afirma que, gracias a todas esas experiencias, tiene siete religiones: una para cada día de la semana.

 

Manifestó un interés por el arte desde pequeño. Su madre dijo que cuando él tenía 2 años le gustaba sentarse en frente de la Basílica de Santa María Novella en Florencia e intentaba dibujarla. En su juventud, fue cautivado por la arquitectura renacentista de las iglesias y de la Torre de Pisa. Al crecer, trazó las imágenes de los libros de arte de su padre, siendo sus trabajos favoritos los de Canaletto, Tiranesi y otros artistas del siglo XVIII. También le gustaba la perspectiva de los dibujos de M. C. Escher.

 

Friedeberg estudió por un tiempo en Boston antes de inscribirse a la Universidad Iberoamericana en 1957 para estudiar arquitectura,3 se decidió por esa carrera tanto por su propio interés como por presiones familiares pero sólo llegó hasta el tercer año. Sus profesores estaban a favor de la arquitecura simétrica como la de Ludwig Mies van der Rohe, quien diseñó el Edificio Seagram en New York, pero a Friedeberg le pareció aburrido. Él prefería los trabajos de Antoni Gaudí, creando planos circulares, y así empezó a hacer edificaciones exéntricas como edificios con techos en forma de alcachofas y rascacielos con peras en las puntas, dichos diseños ocasionaron que reprobara.

 

Sin embargo, su tiempo como estudiante en la Universidad Iberoamericana le permitió conocer al artista Mathías Goeritz quien apreciaba su trabajo. Goeritz le dijo a Friedeberg que continuara con su arte e ignorara a sus padres. Durante los veranos, Friedeberg trabajó como ayudante de Goeritz. Dicho trabajo incluía colaborar en proyectos artísticos.

 

A través de familiares y amigos conoció a otros artistas surrealistas como Remedios Varo, quien recomendó su trabajo a la Galería Diana, ésto derivó la primera exposición de Friedeberg en 1960 cuando sólo tenía 22 años. También conoció a Leonora Carrington y a Alicia Rahon, después se volvió miembro de Los Hartos, en 1961. el grupo estaba basado en los principios del Dadaísmo: la creación del anti-arte por el bien del arte, rechazando pinturas sociales y políticas. La influencia de dicho grupo llevó a Friedeberg a creer en la teoría de la teoría de la estética.1 Después, junto con Javier Giron organizó un “movimiento” llamado “Chinchismo”, derivado de chinche. Preguntaron a treinta artistas que escribieran palabras derivadas de los insectos y llamaron a Pita Amor su musa con la idea de ridiculizar los movimientos artísticos.

 

En el año de 1969, Friedeberg conoció a Diego Matthai, hoy en día un reconocido arquitecto, diseñador y artista, que estudió de igual manera en la Universidad Iberoamericana, con quien sostiene, hasta la actualidad, una gran amistad. Años después, en 1973, le ofrecieron a Friedeberg realizar una exposición con sus obras en el Palacio de Bellas Artes, oferta que declinó por su carga de trabajo, pero, en su lugar propuso a Matthai, lo que fue un trampolín muy importante en la carrera de éste. Un amigo mutuo también lo fue Mathias Goeritz hasta su muerte en 1990.

 

 

La reputación excéntrica de Friedeberg está ligada a otros artistas surrelistas y excéntricos como Edward James y Antonio Souza.5 Friedeberg tenía tendencia a proteger y defender a quienes perdieron su fama y fortuna, como le aconteció a Pita Amor al ser ya mayor, cuando fue ridiculizada por la sociedad Mexicana.6 Afirma consultar el I Ching diario y tener una colección de santos.2 5 Su biografía en internet cita una frase: “I get up at the crack of noon and, after watering my pirañas, I breakfast off things Corinthian. Later in the day I partake in an Ionic lunch followed by a Doric nap. On Tuesdays I sketch a volute or two, and perhaps a pediment, if the mood overtakes me. Wednesday I have set aside for anti-meditation. On Thursdays I usually relax whereas on Friday I write autobiographies” (Me levanto a la primera hora de medio día y, después de darle agua a mis pirañas, desayuno las cosas de Corintio. Más tarde tomó parte de un lunch iónico seguido por una siesta Dórica. Los martes, dibujo una o dos volutas y tal vez un frontón, si estoy de humor. Los miércoles son para la anti-meditación. Los jueves usualmente me relajo mientras que los viernes escribo autobiografías)7 Afirma que actualmente el mundo carece de personas excéntricas ya que la gente ha regresado a ser “ovejas” gracias al consumismo y la televisión, que pretenden uniformizar al individuo.

 

Friedeberg se ha casado cuatro veces; su tercera esposa fue la Condesa Polaca Wanda Gonzaga Sevilla Zamoyska, este matrimonio duró doce años que, que Friedeberg describe como "surrealista", "un circo" y "loco pero cansado". Su actual esposa es Carmen Gutiérrez, con quien tiene dos hijos; Friedeberg dice que su esposa es una mujer muy centrada, a diferencia de sus anteriores esposas. Tener hijos cambió su vida ya que ya no puede viajar alrededor del mundo y quedarse despierto bebiendo hasta las 5 de la mañana.

 

Actualmente está semirretirado y vive en San Miguel de Allende. Dice que cuando muera espera ser sepultado en el mismo cementerio veneciano que Stravinsky y Diaghilev, con una lápida que tenga una gondola y plumas negras

REGRESAR

 

email:             info@galeriaurbana-df.com

teléfono:         (55)5593-5998

 

 

aviso de privacidad